Se viene la elección para Centro de Estudiantes en Humanidades

Como cada año, en la recta final del cursado -con las exigencias que ello implica en materia académica- se realizarán las elecciones para elegir conducción del Centro Único de Estudiantes de Humanidades (CUEH). Son 4 listas las que disputan la representación por un año del tan preciado gremio estudiantil. A menos de 24 horas para que inicie la votación, se tratará de esgrimir a grandes rasgos el panorama que atañe a dicha confrontación de fuerzas políticas.

Contextualizando

Sin dudas el hecho político más relevante de éstas últimas dos semanas fue la derrota de Franja Morada en la Facultad de Ciencias Económicas y Jurídicas en manos de PBI (Propuesta de Base Independiente). Knock out para el brazo de Cambiemos en la Universidad, tras décadas de hegemonía indiscutiblecon punteros políticos y un aparato militante con banca en Rectorado- en esa unidad académica. Lo curioso es que a pesar del clima de época que transitamos, se vislumbra un destello que marca un precedente en la resistencia contra el avance de la derecha pro-mercado en todas las órbitas.
Cuestión entonces que debe ser considerada en el plano de lo que se discute en el panorama político universitario.

Cuatro son las listas a las que la Junta Electoral les dio el visto bueno en Humanidades: Juntxs Por la educación Pública, la oficialista Franja Morada, El Frente Estudiantil Combativo y de Izquierda y JUP. Básicamente la polarización se sitúa entre FM y Juntxs, no se dice esto por una abstracción alejada de la realidad, sino que puede verse navegando en los datos que arrojaron las elecciones de Abril, primero, y Junio después, nos encontramos con el crecimiento del espacio Juntxs Por la Educación Pública ya que, conquistó bancas en el Consejo Superior, Consejo Directivo, Escuelas de Comunicación- la carrera más poblada de la Facultad- y Cs. de la Educación.
La segunda fuerza, Franja Morada, actual conducción del CUEH, perdió espacios y votos, aunque sigue vigente un caudal de votos que la posicionan en cercanía. El Frente Estudiantil y Combativo y de Izquierda, el reciente espacio conformado por el Partido Obrero en unidad con el PTS, con la reciente ex candidata a concejal por San Lorenzo Violeta Gil (PO) como Presidenta, se ubicaría en la tercera línea.

Sobre vínculos y bases que sustentan

Franja Morada depende ideológica, política y económicamente de la Unión Cívica Radical y el PRO, actualmente aglutinados en la Alianza Cambiemos: hecho que puede verse en la lujosa cartelería desplegada a lo largo y ancho de la universidad, o en la repartija de materiales con inscripción política de por medio, banners, etc. Se explicita así la procedencia de ese dinero.

Además, es curiosa su “defensa de l@s estudiantes” mientras, al mismo tiempo, admiten y reivindican políticas que el gobierno nacional despliega sobre todo el nivel educativo, llámese: recortes en las becas del CONICET, disminución en los Presupuestos Universitarios sin contemplar la abrupta inflación dada en 2016 y la que padecemos actualmente, bajas de los planes PROGRESAR y Becas Bicentenario y la no actualización económica de las mismas, cierre de carreras terciarias, propuestas de trabajo gratis de estudiantes secundarios en Buenos Aires, etcétera. Las decisiones de Franja Morada siempre estarán supeditadas a lo que desde su partido político, ajeno a los intereses estudiantiles, les demanden.

Del otro lado, el movimiento Juntxs Por la Educación Pública viene construyendo un espacio desde principios de este año, con predominancia de estudiantes independientes.La no dependencia hacia un partido político externo a la Universidad- tanto en materia ideológica, como económica-,es un rasgo distintivo que diferencia la agrupación del resto de las fuerzas. Desde allí se hace énfasis en la importancia de construir en conjunto nuevas mayorías que puedan disputar los espacios de resistencia ante el contexto sociopolítico en la cual se está circunscripto.Lo cual habilita al espacio a ser abierto, participativo, y con compromiso social. Cuestión que se cristaliza en la lucha contra los embates políticos universitarios que, por ejemplo, intentaron imponer un régimen disciplinario, impedir la actividad político para las elecciones legislativas, el intento de relocalización de investigadores del CONICET avalando el recorte; o bien en las actividades en defensa de los pueblos indígenas, costo de vida estudiantil, etc.

Un párrafo aparte merece la lista JUP como intento de irrupción del Partido Justicialista liderado por el gobernador Juan Manuel Urtubey, con una militancia desconocida e incluso sin vínculos con la Universidad.

En lo que respecta al Frente de Estudiantes Combativo y de Izquierda, espacio conformado por el Partido Obrero y el PTS, el análisis no puede ser ajeno a las bancas perdidas en Diputados Nacionales, la Senaduria Provincial, Diputados Provinciales, y Concejales. Con el envión de la Asamblea de Filosofía y el padrón ampliado, el FECI promete acaudalar más votos que elecciones anteriores, aunque en lejanía para disputar la conducción gremial.

Cerrando

La ecuación, entonces parece simple: o bien se opta por el partido que se sustenta defendiendo las políticas de ajuste del gobierno macrista, o bien por un movimiento independiente que abre la posibilidad para el impulso de la Federación Universitaria de Salta, una deuda pendiente que ya se está discutiendo. Hipótesis que encuentra sentido con el triunfo de PBI antes mencionado, además de proponer un lugar de encuentro, imaginación, y construcción colectiva.

Se vota el martes 14 llevando DNI o libreta univesitaria. No colgues!

L-Ar