Se filtró una polémica carta de David Leivo para los artistas

Se filtró un escrito muy polémico de David Leivo donde arremete con dureza contra los artistas callejeros en el contexto previo a una manifestación del día en el consejo deliberante, para rechazar la ordenanza que busca regular el arte callejero. La carta completa en el enlace.
El popular vocalista dice: “Puede parecer que mi faceta de artista esté un poco devaluada, es que ahora siendo político me di cuenta que el arte no sirve de nada para generar cambios concretos en la praxis de la realidad social que nos atañe. ¿De qué sirve alegrar un rato a la gente?”.
Además afirmó que en su gestión y gracias al gran JM Urtubey, el rigor de las contravenciones, la fuerza policial y los concejales fachos “no habrá ciruja alguno jugando con pelotitas en los semáforos, o cantando Solo le pido a Dios afuera de los restaurants”.

*Sátira del año pasado… Como no estaba en este servidor, fue re-subida y re-compartida a modo de repositorio notístico

La carta completa:

Estimados ex colegas:

Como bien ustedes saben hay arte copado, y arte de mierda. No es de mi ánimo ofender a nadie, pero no se puede comparar -por poner un ejemplo- una banda de cumbia exitosa con caros instrumentos e indumentaria elegant-sport que moviliza el sentimiento tropical para anestesiar la existencia; a un hippie desfachatado que emana radiación de axila rancia (y que encima interrumpe la fluidez del tránsito a cambio de unas monedas para comprar droga y alcohol) en las esquinas.
Hay una enorme distancia entre la bohemia posmodernista y el payaso poco carismático que recurre a la lástima y perros de globos para que le tiren un par de migas en la gorra. Una diferencia abismal entre la banda de folclore consolidada-institucionalizada que apela y apesta a poesía barata cursi-romanticona-nauseabunda y machista para el turista; y el caradura que toca “Solo le pido a Dios” afuera de los restaurants.
Tampoco podemos comparar a un cineasta de renombre con 5 cortometrajes (4,5 de ellos un bodrio) y 10 publicidades para CocaCola, CIF, Sprayette, Mr Muscúlo, y algunas cerveceras en su haber; con un malabarista que boludea con 5 pelotitas y encima se le caen. Sería como comparar a un escritor de best sellers mitómano con un muralista quemadísimo que solamente ensucia las paredes de la ciudad al igual que las feminazis que pelan los pezones en público y escriben “muerte al macho”.
Puede parecer que mi faceta de artista esté un poco devaluada, es que ahora siendo político me di cuenta que el arte es una verdadera poronga, porque no sirve de niaca para transformar concretamente en la praxis la realidad. ¿De qué sirve alegrar un rato a la gente?.
¡Vamos che! Sincerándonos… Los artistas son medio inútiles e incapaces de dar respuesta a situaciones delicadas y de importancia social. No saben arreglar una muela, ni hablar de construir una casa para gente sin techo, menos hacer un panel solar para conseguir energía donde no la hay, o algún dispositivo para la potabilización del agua. Y olvidate de cavar un pozo para que los pobres tengan acceso al H20 o tengan un pozo ciego de calidad.
¡Nunca agarraron una pala! Solo sirven para entretener a las masas en un momento de goce mercantilizado. Para colmo compiten por ver quién es el más guacho pulenta en su disciplina, el puterío interno del artista es mas turbio que el del PJ seguramente; lisa y llanamente son unos ególatras de mierda y se piensan indispensables en el devenir sociocultural onda pis and love yo soy la revolution, creen sensibilizar el espíritu humano, y la verdad es que no hacen ni cazan una.
Sabemos que la línea entre el arte copado y el arte de mierda es muy holgada. A raíz de esto propongo que los artistas posta posta se mantengan en sus campos de pertenencia, legitimidad, y aceptación social, y defiendan esos espacios. Para que de esta forma podamos llevar los pseudo artistas lejos del reconocimiento simbólico y del casco histórico salteño, donde los turistas no los vean.
Lo positivo de esto es que deberán pedir permisos y pagar impuestos como corresponde (encima siendo mano de obra barata y en negro) porque obviamente si alguien genera dinero debe retribuírselo a la sociedad que se lo ha dado.
Señores, si queremos una sociedad seria y justa donde la ley sea la misma para todos, es sumamente necesaria la regulación del arte callejero. ¿Acaso alguien ha visto en Estados Unidos, la Unión Europea o Canadá un sujeto ejerciendo alguna actividad artística sin un permiso que la avale?. No, porque no se permiten ilícitos bajo ningún punto de vista, por algo esos países son del primer mundo, no como en estos lares donde todo es un viva la joda constante y así nos va como nos va… Awante USA.
Entonces ante cualquier ilícito mociono: multa, exclusión y Villa de Las Rosas de ser necesario. Solo así podemos recaudar fondos que sean destinados a actividades de promoción cultural tradicionalistas, conservadoras, católicas, etc.
Desde mi lugar y trabajo me comprometo firmemente a avasallar los derechos de todos estos ineptos que piensan que hacer arte es salir a hacer el ridículo a la calle, poniendo en peligro a la población. En mi gestión, gracias a la fuerza policial, el rigor de las contravenciones y el gran JM Urtubey no habrá ciruja alguno jugando con pelotitas en los semáforos.
El pueblo me eligió –gracias a mis canciones y covers medio pelo, por ser un moreno candente con swing, y por mi don de hacer saltar a la gente incluso cuando está sumida en una terrible depresión que solo se apacigua con sustancias etílicas y una danza frenética fácil de bailar en tanto moderación de la bebida -, y no lo voy a defraudar.
P/d: La manifestación de los artistas callejeros en las puertas del consejo deliberante, me soba el zurdo, el diestro, y el zodape también. Gracias, con cariño y atentamente. David Leivo.

L-Ar