“Sacar la Voz” Para curar las heridas

Ante uno de los flagelos más invisibilizados en nuestra sociedad Eva y Melisa decidieron Sacar La Voz para acompañar a las víctimas y sobrevivientes del abuso sexual infanto-juvenil.

Por Naty Fernández

La violencia sexual es una de las violencias que se encuentra más invisibilizada en nuestra sociedad, principalmente porque suele generarse en el interior del hogar.

Entre noviembre y diciembre del 2016 la recopilación de datos llevados a cabo por el Ministerio de Derechos Humanos y Justicia de la Nación dio a conocer la situación de los menores en nuestro país: en el 53% de los casos la agresión sucede en el hogar de la víctima, en el 18% de los casos en la vivienda del agresor y en el 10% en la casa de un familiar. Con respecto a los agresores, los datos revelaron que en un 75% de los casos el abuso es perpetrado por algún familiar de la víctima, en el 40% es el padre y en el 16% es el padrasto. Otro dato impactante es que el 89% de los agresores son varones, el 7% mujeres y sobre el 4% restante no hay datos.

Con respecto a las víctimas el 47% tiene entre 6 y 12 años, el 28% entre 0 y 5 años y el 25% entre 13 y 17 años.

Las niñas de más de 5 años son las principales víctimas de abuso sexual.

En nuestra provincia los datos no son mucho más alentadores, ya que según el Ministerio de Seguridad de la Nación hace 3 años que Salta lidera el índice de delitos contra la integridad sexual.

Ante esta realidad abrumadora, en nuestra provincia un grupo de mujeres se alía para concientizar y generar un espacio de contención para sobrevivientes. Son las que decidieron “Sacar la Voz”, como llaman a la campaña contra el abuso infanto-juvenil, como parte de su resiliencia.

Eva y Melisa, ambas sobrevivientes del abuso sexual infanto-juvenil (ASI), consideraron que era importante hacer de su dolorosa experiencia una lucha social, llevarla mucho más allá de la lucha personal.

Buufo: ¿Cómo se conocieron y qué las llevó a organizar este espacio?

Eva: Soy sobreviviente de abuso sexual infantil (ASI), con este van a ser 3 años que estoy viviendo acá en Salta, estudiando. El año pasado empecé a contactar con personas, pero fue difícil porque si bien estaban organizadas en otras luchas no había nada específico como el ASI.

En toda esta búsqueda me di con un grupo de chicas, que ahí la encontré a Meli, del fanzine Pachakuyuy que habían hecho un video sobre violencia de género. Yo quería hacer algo parecido pero con el ASI.

Empecé con la página de facebook en agosto y ahí subía entrevistas o información que pueda servir para concientizar sobre la temática.

Melisa: También soy sobreviviente de abuso sexual infantil, empecé a hablar ya de grande, después de los 18 años porque fue cuando empecé a entender como me afectó en la vida, psicológicamente, emocionalmente, en muchas cosas.

La primera vez que pregunté fue en la ovif. Dentro de todo hay mucha gente abocada, trabajando, empecé a hacer mi denuncia.

En la oficina de la mujer me invitaron a un grupo, que se llama grupo de fortalecimiento en el que nos juntan a todas que vamos a asesoría que pasamos por violencia de género. Lo que pasaba es que la mayoría habían pasado por violencia de género siendo adultas, con ex parejas, era el perfil de todas y yo con mi historia. Era como otro tema el mío, me nació la necesidad de generar un espacio porque sabía que no era la única.

B: ¿Por qué “Sacar la voz” como nombre de la campaña?

E: Pusimos “Sacar la voz” como algo muy simbólico, tanto para aquellas sobrevivientes o víctimas que todavía no se animan a hablar y también para visibilizar un tema que está muy silenciado acá en Salta.

Lo que me sorprende es que cada vez van apareciendo muchas personas más. Lo que me llama la atención es que esas chicas son mayores que yo y me dicen sos la segunda o tercera persona a la que se lo cuento. Entonces ahí caigo en la cuenta de que esto no se habla, lleva años poder hacerlo, porque generalmente en la adolescencia se bloquea el recuerdo, pero en realidad está ahí. Lleva tiempo darse cuenta que hemos sufrido abuso, que fuimos víctimas y que necesitamos ayuda.

B: ¿En qué consiste la campaña?

E: La idea es poder brindar información a través de folletería, películas, charlas debate. Está eso de que al desconocer del tema genera temor, pero los abusos pasan hasta en las mejores familias. El grupo de contención fue idea de Meli pero también forma parte de la campaña. Es un grupo de contención para sobrevivientes de ASI de cualquier edad y género. Lo que hacemos es brindar escucha y ayuda si lo requieren. Es anónimo. Lxs sobrevivientes pueden contar sus casos si se sienten preparadxs porque no es obligación ya que a muchos les cuesta hablar por primera vez. Se resguarda la identidad de cada unx también.

M:Pensamos ir a los barrios, a los centros culturales. Hacer algo más itinerante. Invitar a madres, porque tiene que llegar. Por un lado está la educación sexual para los niños, y por otro que las madres y padres sepan que esto puede pasar.

B: ¿Desde cuándo y cuántas personas participan del grupo?

M: Recién nos reunimos una sola vez en el grupo pero la idea es que crezca, que seamos más. Por ahora somos tres, pero en el grupo de whatsapp hay una chica más. También hay chicas que escribieron a la página pero que todavía no se han acercado. Por ahora nos reunimos los domingos a las 17hs, cada 2 semanas, en Mariano Boedo 196, el local de Arpías.

B: ¿Qué próximas actividades tienen planificadas?

M: Justo pensamos llevar una mesita a “Riot Girl II” un evento feminista autogestivo, que se va a llevar a cabo el 18 de febrero en el Caetano de la Esteco (Esteco 346), nosotras vamos a estar desde las 16hs. Para el 8 de marzo también vamos a estar en las marchas como grupo para visibilizar la campaña.

Siempre es importante recordar que el abuso sexual infantil es un delito que ocurre cuando

  • un adulto utiliza a un niño, niña o adolescente para estimularse sexualmente;
  • un adulto estimula sexualmente a un niño, niña o adolescente; o
  • un adulto utiliza a un niño, niña o adolescente para estimular sexualmente a otra persona.

Puede haber abuso sexual infantil aunque no haya acceso carnal.

Si crees que un niño, niña o adolescente pudo ser víctima de abuso sexual infantil comunicate al 0800-222-1717