Piedras y Excremento: Análisis Infantil

Entrevista a Melanie Klein

Jamas se nos hubiera ocurrido convocar a una de las analistas mas renombradas en el psicoanálisis infantil para que nos diera su punto de vista sobre cuestiones políticas. Pero como siempre, la realidad supera la ficción, y Melanie Klein estuvo mas que encantada de explicarnos su teoría, aunque fuera con fines transgresores al análisis formal con niños.

Es un gusto tenerla aquí en el Buufo

Heces Explosivas

– Pensamos justo en usted dadas las características del tema.En su teoría habla de “heces explosivas” y me llamo la atención que en Santa Cruz se hayan dirigido a la Casa de Gobierno para tirar “excremento”

Fue una actitud bastante infantil, lo que demuestra que algo de la niñez siempre sobrevive en nosotros. Cuando yo hablaba de “heces explosivas”, me refería a que los niños fantaseaban en tirarle mierda a sus padres, a modo de rebeldía. Que alguien te “mande a la mierda”, es significativamente inconsciente.

Esto fue una protesta infantil por que fue llevada a cabo con la misma actitud y medios que lo haría un niño. Lo mas infantil fue pensar que destruyendo a Cristina se hacia algo por el país. Luego los medios hablaron de represión. Pero ellos reventaron una casa, y eso ya no es una protesta pacifica, están buscando violencia.

La Manía y el Berrinche

-¿Usted cree que se borraron los limites en Santa Cruz?

Y mira… yo entiendo por que un niño reacciona maniacamente frente a sus autoridades. Esta creciendo, y hacer berrinches es parte del proceso de crecer. El de madurar es abandonarlos. Pero que gente grande se venga a comportar así… realmente son el fiel reflejo de lo que temía Freud. Y es que cuando mucha gente se agrupa, y carecen de coercion política, pueden llegar a cometer una sarta de estupideces sin limites.

Habia limites legales, ya que la policia actuo en consecuencia. Lo que se desvanecio fueron los limites psiquicos, por que se han creido que podian hacer semejante barbarie

-¿A que se refiere con que se han desvanecido los limitespsíquicos?

Y es lo que pasa con el berrinche. Vos no podes apañar un berrinche, por que entonces le estas dando autoridad a la ignorancia del niño. Los chicos no saben que por comer de mas después les va a doler la panza, son los padres quienes le enseñan que dicho exceso esta mal. El berrinche es siempre tratar de ir mas allá de la autoridad, pero de una manera tan impotente como lo es tirar mierda a un edificio.

No se puede avalar lo que hicieron. Actuaron con odio y desprecio, decididos a exterminar lo que les han dicho, es el mal de Argentina

-¿Como sucedió esto? ¿Por que se llego a este extremo?

Cuando los niños no saben que hacer, se ponen maníacos, para tratar de aparentar que tienen el control sobre lo que les pasa. Lo que terminan demostrando es que no lo tienen, por que no saben que es lo que les pasa. Entonces, proceden a desreponzabilizarse por sus acciones, descargando su ilimitado desprecio sobre quienes ellos creen, deberían hacerse cargo de las “cagadas” que ellos mismos se mandaron.

Resta preguntarle a cada uno de los que apedrearon, por que tiene el “culo sucio”. El que actúa de forma maníaca hace todo esto, por que tiene el culo sucio, sino, ni se calentaría.

La Horda Sugestionable

-¿Podría decirse que la misma lógica aplica a las protestas contra Macri?

Esto no fue una protesta. Mas en el sentido freudiano, fue una horda, ya que carecía de coercion política. Y cuando una horda carece de coercion política, es fácilmente sugestionable.

El odio a Cristina fue moneda corriente en los medios durante los últimos años, y no es de extrañar que este tipo de cosas sucedan, mas si se sigue fomentado desde el gobierno actual…

Las protestas contra Macri no nacen de un odio transmitido por los medios, sino del hambre y la pobreza provocadas por los ajustes neoliberales. Los “estúpidos” que tiraron con mierda a una casa con tan solo 5 mujeres adentro -y una de ellas con tan solo 18 meses de edad- no estaban pasando hambre, y mucho menos la estaban combatiendo.

Descargaron su desprecio al modo maníaco, destruyeron toda posibilidad de una construcción política, “cagándose” literalmente en la democracia, con una actitud infantil que demuestra la falta de madurez de nuestra época.

Por Sebastian Mas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *