Pequeñas anécdotas sobre la religión en escuelas publicas

Antes de terminar la Audiencia Publica convocada por la Corte Suprema para ver sobre el futuro de la educación y la religión, habrá una marcha para exigir laicidad a las 18 hs. Compartimos algunos sucesos que pasaron en escuelas públicas que enseñan catolicismo.

Por Cosme Fulanito

Raúl del Alberdi se queja porque no le dejan usar el pelo largo. “En religión siempre hablan de lo bueno que era Jesús, pero si fuese un alumno de esta escuela lo retarían por cómo tiene el pelo”.

Santiago le preguntó a la maestra de religión cual eran las creencias de los musulmanes. La maestra no supo responderle. Se había criado y formado bajo normas católicas. Y no era profe de historia.

En la Audiencia Pública para tratar si la educación en Salta debe impartir o no religión en las escuelas públicas, algunos argumentos en contra giraron en torno a que no se contempla a las minorías creyentes de otras religiones. Y, también, sobre la cuestión laboral: habría que ampliar la formación en otras creencias primero para luego brindar la oferta.

Ángel atacó a piedrazos a una compañera y se excusó: “En la clase de religión me contaron ese cuentito que decía que el que esté libre de pecados que arroje la primera piedra y justo había salido de confesarme así que no tenía ningún pecado encima y aproveché…”.

Julieta quedó un poco confundida. En la primer hora tuvo Historia y después Catecismo. Al principio le enseñaron sobre la teoría de la evolución y que venimos de los monos. Al rato el maestro de catecismo le dijo que Dios creó a Adán y Eva y ahora Julieta no entiende si ellos eran monos o que fue lo que pasó.

Fernanda se sacó un 1 en la prueba de Cs Naturales: “En todos los puntos puse que la respuesta es Dios. ¿Lo que me enseño el maestro de religión no se aplica a las Ciencias Naturales?”

El profe de religión mira mal a Marilú. Todo comenzó cuando ella le preguntó porqué no había curas mujeres y porqué cuando una mujer se quiere involucrar la encierran y la ponen a rezar mientras que los hombres pueden llegar a ser Papas.

Tomás Ravinobich iba al Urquiza. Se tuvo que cambiar a un colegio privado porque cuando tocaba la hora de religión se iba del aula porque no tiene un credo católico. Se aburría porque no había otra opción. Cuando volvía, los compañeros se burlaban porque era diferente y no compartía esa clase con ellos. “Volvió el judío” le decían. Y así se expandió el bullying.

Alberto no almorzó ni merendó después de la escuela porque un pensamiento lo atormentó durante todo el día: “¿Si Adán y Eva eran las primeras personas y tuvieron 3 hijos hombres…Eva, la única mujer… estuvo con sus hijos para poblar la tierra?”. Jazmín se hubiese preguntado lo mismo, pero no tuvo educación sexual y sus padres todavía no hablaron con ella.

Quizá Alberto y su familia participen de la marcha que se realizará en Salta para pedir por la educación laica, contra la enseñanza religiosa en las escuelas. Será a las 18 hs en la Plazoleta IV Siglos.

Santa es wichí y va a una escuela Bilingue en Santa Victoria Oeste. Un lunes vieron en historia sobre la conquista española y el genocidio de los pueblos originarios con ayuda de la iglesia católica. El martes el profe le dijo que Dios es amor. Y las tierras que antes eran suyas, ya no las tiene.

Laura recibió amonestaciones porque le preguntó al profe de religión cuál fue el último animal que ingresó al Arca de Noé. Después del silencio del maestro, la joven entre risas le respondió: El Del-fín. Terca, y al ver que el profe no había entendido el chiste la siguió: ¿Por que los ángeles no paran de reírse? Por la gracia de Dios”.

Para informarte en serio: /educacion-salta-religion-politica/