“Macri no tiene las condiciones para ir a un ajuste en shock, van a mantener esta política brutal de endeudamiento externo”

Juan Marino, dirigente del movimiento Tendencia Piquetera Revolucionaria, analizó el plano políticonacional. “No está asegurado que Macri llegue al 2.019”, dijo y llamó al Partido Obrero a salirse de la “derechagorila”.

“Ingresamos a un 2.018 clave para el macrismo y para nuestro país porque ha quedado claro el agotamiento del modelo económico del macrismo con el anuncio de la baja de las tasa de interés, la suba del dólar y el cambio de la meta inflacionaria”, sostuvo el dirigente al señalar que “han reconocido su fracaso y han tenido que pegar un viraje, sobre todas las cosas ante la rebelión popular que hubo contra la reforma previsional”.

Según opinó, “Macri sacó la conclusión de que no tiene las condiciones políticas y sociales para ir a un
ajuste en shock, por lo tanto van a mantener esta política brutal de endeudamiento externo”, y agregó: “Ayer, Caputo, uno de los cuatro jinetes del apocalipsis, realizó una emisión de deuda externa por 9 mil millones de dólares”.

Para Marino, “esa política de endeudamiento constante es inviable”. “Más tarde o más temprano va a
terminar explotando, y el debate es si Macri llega o no al 2.019”, dijo en tanto hizo referencia a la política es recesiva y los constantes tarifazos.

“Lo más probable es que afines d e2018 nos veamos en un país que no haya crecido económicamente y que Macri tenga muchas dificultades para seguir accediendo al mercado de créditos internacionales, lo cual puede implicar el estallido de todo su esquema económico”.

De esta manera, advirtió que “no está asegurado que Macri llegue al 2.019”, por lo que consideró que “es
responsabilidad de toda la oposición política de discutir un gobierno de emergencia, una alternativa de poder para frenar el caos macrista”.

En la misma línea, remarcó que “hay una crisis muy fuerte dentro de Cambiemos” en referencia a la disputa interna entre el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, y el presidente del Banco Central, Federico
Sturzenegger.

Además, subrayó: “Están las internas en la propia coalición política y dentro de la propia UCR”.“Todas esas crisis son el antecedente de una crisis de gobierno abierta que vamos a tener en el próximoperíodo y que va a estar sustentada en la crisis de legitimidad y de confianza que tiene el macrismo. La gente ya no confía en Macri”, aseveró el dirigente al precisar que según revelan las encuestas, el 70% de la población cree que“la situación económica va a estar peor”.

“El futuro de Argentina en 2.018 va a estar marcado no solo por la crisis económica y política del gobierno sino también por esta tendencia a la rebelión popular contra el gobierno y contra el congreso traidor”.

 

Frente anti-Macri

En su análisis, aseguró que “no es cierto que haya un consenso político explícito sobre las medidas de
Macri, sino que Macri gobierna sobre la base de extorsiones, aprietes, amenazas y persecución”, por lo que destacó que “la oposición tiene que discutir que no sirve pactar con Macri” y que “es necesario defender el frente anti-Macri que se empezó a poner en pie en la votación contra la reforma previsional entre la izquierda, el kirchnerismo, el massismo, contra Macri”, por lo que subrayó que “cualquier fuerza opositora que pretenda realmente derrotar aMacri, tiene que tener necesariamente a Cristina al frente”.

“El peronismo tiene que entender que para sobrevivir políticamente tiene que dejar de pactar con Macri y
alinearse junto con Cristina construyendo la unidad de la oposición antimacrista en 2.018”, reiteró Marino para quien esto requiere que Massa y Randazzo “modifiquen su conducta”.

El PO y la derecha gorila

Asimismo, sostuvo que “la izquierda debería estar incluida en esta unidad opositora porque estuvo en las
calles y en el Congreso en la rebelión popular de 14 y del 18”, aunque enfatizó que “tendría que romper con la posición sectaria en el Partido Obrero y Jorge Altamira, que plantean que el peronismo tendría que desaparecer del mapa político”, y aseveró: “Esa es la posición de la derecha gorila, no de la izquierda revolucionaria”.

“Somos la izquierda antimacrista y por eso a todo militante de izquierda que quiera terminar con elmacrismo lo llamamos a sumarse al Partido Piquetero”.

Finalmente, habló en referencia al diputado nacional Alfredo Olmedo, y contó: “Prometió 200 palas y 200
puestos de laburo para los compañeros pero no cumplió en absoluto”.

Fuente: Sapo de otro pozo/ DDN / FM Noticias 88.1 Mhz.