Llegaron desde el Gobierno nacional nuevas resoluciones para tratar la violencia en el fútbol

Desde el Ministerio de Seguridad se ratificó un nuevo reglamento en el deporte más popular, y que se aplicará desde este martes en todos los partidos de la AFA, FIFA o Conmebol que se desarrollen en el país. La muerte del hincha de Belgrano, ocurrida en el último clásico cordobés, fue el disparador de la implementación de esta nueva política de prevención.

 

Ambas resoluciones contienen y proclaman en un amplio repertorio de restricciones, la seguridad del otro dentro del estadio (en un evento futbolistico) lo cual es un avance que quedó pendiente. Pero también existen modificaciones en calidad estética de dicho evento, por el que se contribuye monetariamente para asistir a determinada institución deportiva, el cual uno puede ser o no, aficionado o apasionado.

De ahora en mas queda establecido prohibir “actos o conductas impropias que incitan a la violencia”, que incluye “la participación activa en altercados, riñas, peleas o desórdenes públicos“;“la exhibición en los estadios de banderas, símbolos, emblemas o leyendas que, por su contenido o por las circunstancias en las que se exhiban o utilicen de alguna forma, inciten, fomenten o ayuden a la realización de comportamientos violentos, o constituyan un acto de manifiesto desprecio a las personas participantes en el espectáculo futbolístico” y “la entonación de cánticos que inciten a la violencia o la xenofobia“.

Aquí el nuevo reglamento se salvaguarda en la criminalización del hincha, en su total parcialidad. Solo a causa de unos cuantos que ponen en primer plano acciones antiéticas y repudiables para con el prójimo, en contraste con el amparo y aliento incondicional de la mayoría, de la mayor facción, del resto de las personas que optaron por elección propia asistir a cualquier tribuna, ya sea con o sin la familia. para gozar de un espectáculo completo. Digo “completo” para involucrar a todas las banderas y todos los bombos. Y que en la capital salteña (único caso en el norte argentino) se ha inhabilitado desde casi dos años, afectando a la emoción y sentimiento del verdadero hincha-loco por los colores de su club, y no de aquel “pirata de asfalto”que solo es mercader y lucrador de intereses ajeno a la comunidad. Gracias a esto, actualmente espectáculos del mismo índole y categoría, se reduce al consumo de competencias, en lugar de la participación carnavalesca de apoyo multitudinario. Y en este sentido están apagando los colores, que son la vida folclórica del deporte.

 

LAS RESOLUCIONES:

354-E/2017 y 355-E/2017, del Ministerio de Seguridad de la Nación, establecen que Argentina debe adaptarse a “los estándares internacionales de seguridad en espectáculos deportivos”. Para ello, menciona una serie de obligaciones que deben cumplir los clubes, que van desde la adecuación en infraestructura de los estadios hasta el tratamiento que debe dispensarse a los violentos en el deporte.

El cambio más significativo es que, a partir de ahora, la lista de admisión las elaborará el gobierno.

Entre los puntos definidos en el reglamento, se destacan los siguientes:

  1. Para los partidos de “alto riesgo” se deberá: A) Comunicarlo a los organismos públicos con una antelación no menor a diez días; B) Hacer un estricto control de ingreso; C) Separar a las hinchadas rivales; D) Implementar un sistema de ventas de entradas seguro.
  • Los clubes deben informar a las autoridades todo lo que refiera a miembros, organización, logística y ubicación de hinchas, en especial los de filiales y barras bravas.
  • Los organizadores deben solicitar la identificación, con presentación de documento, a quién compre una entrada.
  • La Dirección Nacional de Seguridad en Espectáculos Futbolísticos debe comunicar “la nómina de personas con restricción de concurrencia a las jurisdicciones locales y al organizador”.

 

  • El ingreso puede prohibirse a las personas que:
  1. Estén en proceso o hayan sido condenadas por violar la ley de espectáculos deportivos, tanto en el país como en el exterior.
  2. Fueran condenadas por delitos dolosos con pena de 3 años o mayor tiempo.
  3. Fuesen sancionadas por alguna contravención relacionada a algún evento deportivo.
  4. Hubieran tenido conductas violentas o entorpecedoras en entrenamientos, concentraciones o partidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *