La violencia nuestra de cada día

El 2017 cerró con un récord de femicidios en la provincia desde que comenzaron a contabilizarse por La Casa del Encuentro en 2008.

En Salta se registraron 24 femicidios durante el 2017, que contemplan un femicidio vinculado y un transfemicidio, superando así al año 2014 en el que ocurrieron 21 femicidios y que derivó en la declaración de emergencia por violencia de género en la provincia a través del decreto N°2654/14, el cual se prorrogó en el año 2016 y cuyo actual vencimiento es en 2018.

Pese a los famélicos “intentos” legislativos de prevenir, sancionar y erradicar la violencia de género, la problemática se agudiza en la provincia puesto que no cuentan con una implementación real ni un presupuesto acorde a las necesidades locales.

Salta en números

En el último año se contabilizaron 24 casos de femicidios, es decir dos femicidios por mes. Sin embargo el pico se registró en diciembre, mes en el que fueron asesinadas Mariana Segovia de 38 años,Victoria Amira Vázquez de 18 años, Romina Rosana Aguirre de 26 años, Magdalena Pache de 25 años y Abigail Rodriguez de 37 años. Seguido de enero y junio, meses en los que se registraron, en promedio, un femicidio por semana.

El 45.8% de los femicidios ocurrieron en la capital salteña, el 20.8% en Orán y el 12,5% en San Martín, es decir que en estos departamentos se contabilizaron 19 de los casos. En Orán, el incremento es alarmante, de 1 femicidio durante el año 2016 pasó a 5 femicidios en 2017.

Esta ola de violencia dejó, alrededor de 24 niños, niñas y adolescentes (durante el 2017) sin su madre y se cobró la vida de un menor de 3 años, Amir, hijo de Alejandra Párraga, ambos asesinados por Franco Gaspar Cinco, pareja de Alejandra, el 5 de Junio.

Desde el año 2008 fue arrebatada la vida de 146 mujeres en Salta, 50 de ellas después de la declaración del decreto por emergencia de violencia de género. Y desde el 2014 aproximadamente 74 menores perdieron a sus madres en manos de los femicidas.

La violencia inusitada en nuestra provincia durante el año 2017 tiene que llevarnos a repensar las formas en las que nos relacionamos entre varones y mujeres y cuál es el lugar que ocupan las mujeres a la hora de pensar en la ejecución de políticas públicas, está claro que en un índice de violencia que crece a pasos agigantados no alcanza con la sanción de leyes si no se destina el presupuesto necesario para su ejecución (por ejemplo, al ovcm se le asignó un presupuesto de $8,82 por mujer).

Nahir Galarza y #NadieMenos

En Argentina fueron asesinadas 254 mujeres durante el 2017, datos se condicen con la realidad regional. Sin embargo, a raíz del homicidio supuestamente perpretado por Nahir Galarza, la joven de 19 años que confesó haber asesinado a su novio, se desató la ola #NadieMenos, es el caso que supuestamente ejemplifica que la violencia de género hacia los hombres también existe.

Este caso, que seguro será el caballito de batalla en todas las discusiones sobre violencia de género, no es más que excepcional. Ello debido a que no existe un sistema social-político-económico que legitime la violencia de las mujeres hacia los hombres sino todo lo contrario, la sociedad pone a las mujeres al servicio de ellos para mantener así el status quo.

Durante el último tiempo el movimiento de mujeres no ha parado de exigir el cese de la violencia machista en las calles y no va a detenerse hasta construir un mundo en el que varones y mujeres nos encontremos en igualdad de condiciones, ya que como dice Marcela Lagarde “Nosotras no luchamos contra la violencia de género, sino que trabajamos por la paz”