La ignorancia fluye: las increíbles excusas en el ingreso de la Policía a la UNSa

El jueves pasado dos policías locales ingresaron a la Universidad Nacional de Salta, violando la ley 24.541. El Secretario de Seguridad, Jorge Ovejero, adujo que los efectivos “no sabían” que no podían hacerlo: un artículo del Código Civil y Comercial no avala la justificación por ignorancia. (C.F)

Al parecer, la seguridad salteña no anda funcionando bien. Resulta que hace poco más de un mes, el 5 de mayo, un despliegue policial llevó detenidos a 11 estudiantes de la UNSa, de forma arbitraria y preponderante, sin justificación alguna. La Universidad resolvió, a través de su órgano de co-gobierno, solicitar la información pertinente acerca de lo sucedido. Pasó más de un mes, pero aún no hay noticias.

Esta semana, más precisamente el jueves, dos policías locales de la Central de Emergencias 911 ingresaron al campus universitario al mediodía. Como en otras Universidades del país, violaron la Autonomía Universitaria que establece en el artículo 31 que “la fuerza pública no puede ingresar en las instituciones universitarias nacionalessi no media orden escrita previa y fundada de juez competente o solicitud expresa de la autoridad universitaria legítimamente constituida”.

La indignación de la comunidad universitaria y la sociedad en general se viralizó rápidamente, a tal punto que el Secretario de Seguridad, Jorge Ovejero, decidió comunicarse con autoridades de la UNSa. “No sabían” que no podían entrar porque “son nuevos”, re-transmitió el Rector, Antonio Fernández Fernández, luego de una comunicación telefónica con el funcionario provincial. Además, agregó que estuvieron 8 minutos y que sólo “buscaban agua”.

Visto así, esto se torna un poco trágico y un tanto cómico: o los policías no conocen la ley o tenían la orden de hacerlo. Lo que sí es seguro, es que macanearon a Ovejero, quien siendo Secretario de Seguridad desconoce el artículo 8 del Código Civil y Comercial, el cual establece que “la ignorancia de las leyes no sirve de excusa para su cumplimiento”. Dos errores en una misma institución.

La UNSa no se quedó atrás: este medio se acercó al órgano universitario Obras y Servicios para saber cómo hicieron los policías para eludir al personal que se encuentra en las entradas del campus, y allí manifestaron que, justo en ese momento, “el guardia se encontraba midiendo el agua de un tanque”. Por realizar otro trabajo, no pudo hacer su trabajo.

El comunicado desde la Universidad, a su vez, presenta una pequeña contradicción: refiere que “se informó que es un hecho aislado”, aunque hace poco más de dos semanas, a través del Consejo Superior, la misma institución manifestó preocupación y un enérgico repudio a la detención de 11 estudiantes de la casa de estudios. Lo hizo mediante resolución 161/17 y fue aprobado por 16 votos contra 2. Sin embargo, en el minúsculocomunicado se olvidó el detalle con total liviandad, cuando en realidad debería haber manifestado preocupación por el supuesto “desconocimiento de la ley” o más bien de su avance en la Universidad.

En este circo, el elenco pelea por dejar su perlita: dos policías que no conocen las leyes que rigen su trabajo, un Secretario de Seguridad que tampoco conoce que no puede excusarse con la ignorancia, un guardia midiendo el agua de un tanque y un Rector desmemoriado y tibio. En Salta, la inoperancia fluye como el agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *