La Estructura de la Boludez en su relación con la Época

La Era de la Boludez

En el día de ayer, pudimos dar una buena carcajada respecto a lo sucedido en Santa Cruz. La intención fue utilizar el humor para concientizar, no para burlarse. No es que se ve este hecho desde las alturas, y se considera que todos los demás son una bola de pendejos.

Por el contrario, uno de los rasgos de la época que nos atraviesa a TODOS, es la falta de madurez. Esta falta de madurez es la que, justamente, no permite evaluar la inmadurez en tanto tal.

Se utilizo el chiste para rescatar “el inconsciente freudiano” en la vida cotidiana. El chiste tiene esa función de poner en suspenso, tan solo un ratito, las inhibiciones de todos los días y burlarnos de la vida cotidiana.

De esta forma, se reconoce una idea que por estar inhibida, hubiese sido imposible de asimilar de otra manera. De ahí que mucha gente pueda no captar el chiste, y en consecuencia, no captar su verdad. Aunque, tampoco es que por que alguien se ria, entienda el chiste.

Quizas Freud tenia razón y somos un tantoinconscientes con lo que pensamos y vivimos.

Ya se sabe el conocidisimo uso que da Capusotto al humor y al chiste. A pesar de que sea de un modo que pudiera parecernos imbécil y verborragico, quizás, ese sea el genio de Capusotto, ya que supo interpretar a la clase media argentina. Y en el mas allá de la parodia, supo predecirla… lamentablemente.

MOSTRAR ≠DE-MOSTRAR

Pero esto nos enseña que no basta con dar ese paso de mostrar la estupidez. Lamentablemente, el capitalismo ha logrado convertir la estupidez en una forma de extraer satisfacción. Sino, pónganse a pensar en que es Tinelli, Jackass, Intratables, Fantino, Lanata, Legrand, Macri, etc.

No pongo a Capusotto en la misma lista, por que ha sido un tipo que jamas he terminado de entender, así que por lo tanto, sospecho que Capusotto tiene mucho para enseñarnos.

Y sin embargo, lo que la televisión no puede y nunca ha podido es -por que ademas, nunca se planteo que lo haga- demostrar nuestra propia estupidez

¿Por que? Simplemente por que el ser humano aprende a través de lo que le es mostrado (consciente e inconscientemente, tanto a niveles físicos como psíquicos), entonces, lo único que tiene que hacer, es repetirlo.

Por eso Lacan no titubeo en decir que el ser humano todavía tenia que combatir contra cierta, debilidad mental(sabido esto, no nos burlemos si nuestro amigo repite boludeces de la tele, por que nosotros también repetimos cositas que no ocupan nuestra reflexión).

Lacan, como era psiquiatra, se maneja en términos clínicos (como debilidad mental). Yo voy a decir que somos unos boludos.

IMITACIÓN = DEBILIDAD MENTAL

Lo que la televisión ha logrado, es mostrar la estupidez humana, pero no ha logrado de-mostrarla. Es decir, demostrarle a cada habitante en la tierra su propia estupidez. De ahí que el laburo del psicoanalista sea un laburo de hormiga, caso por caso, inconsciente por inconsciente.

Pero no nos damos por vencidos, y por eso he tenido la amabilidad de comunicarle esto que usted esta leyendo ¿Estaré siquiera cerca de demostrarle su estupidez? Ni un tantito, pero ya es un progreso si algo de este discurso a usted le hace ruido.

La Estructura de la Boludez

No es que los seres humanos estemos condenados a ser unos boludos. Aunque la historia de la humanidad se empecine en demostrarnos lo contrario, ya que es mas fácil demostrar que la humanidad es estúpida, que aceptar la estupidez singular.

Pero es que todavía, no hemos podido deshacernos de:la zoncera mas grande de todas.

Si Arturo Jauretche dijo que la “zoncera madre” de todas las zonceras que decíamos los argentinos era la que instauro popularmente Sarmiento (Barbarie/Civilización), la zoncera que Freud descubrió en el hombre, y a partir de la cual oriento su método de cortar boludos o derribar zonceras, fue que el hombre es tan tonto que piensa que nació pensando.

Los invito a leer Freud, a quienes estén interesados en estas “zonceras”, pero para no dejarlos con las ganas, les voy a sintetizar para que ustedes me entiendan así:

Nadie nace pensando, todos nacemos giles, y somos tan giles que ni siquiera nos damos cuenta que somos unos giles. Es decir, somos doblemente giles, por que no solamente somos giles, sino que es en nuestra propia boludez donde estamos atrapados, y ni Dios, ni la naturaleza, ni siquiera las grandes teorías del hombre y sus artilugios, van a poder salvarnos, por que somos tan giles que nos creemos tan capos al matarlas, derribarlas y exterminarlas.

No se ofenda, mi querido amigo, yo ni siquiera estoy cerquita de lo que Jauretche denomino “un gil avivado”, pero si puedo decirle que lo que le falta al ser humano, es un poquito de humildad.

VIVEZA CRIOLLA ≠ HUMILDAD INTELECTUAL

Por Sebastian Mas

Summary

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *