La Alfombra Roja se Tiñó de Negro

Se suspende el rodaje de una serie emblemática, despiden a productores importantes del mundo Hollywood, la revista Time elige como personalidad del año a quienes “rompieron el silencio” y una entrega de premios que se vistió de luto.

Por Lu Pereyra

En la entrega de los Golden Globes 2018, son protagonistas las mujeres y se muestra un slogan que dice Times’up ¿De qué se trata esto? ¿Que es lo que está pasando? Las mujeres no nos callamos más, y la gran industria del cine no es la excepción.

“El reloj se ha agotado para el abuso sexual, el acoso y la desigualdad en el lugar de trabajo. Es hora de hacer algo al respecto” , reza en las redes sociales de muchas actrices de Hollywood.

Desde hace tres meses, se desató una ola imparable de denuncias por acoso y violaciones en el mundo Hollywood. Surgen a partir de la publicación en el New York Times, donde salen a la luz testimonios de más de 30 mujeres, denunciando al productor Harvey Weinstein. La primera mujer en denunciar públicamente al productor por acoso sexual y violación en 2004, fue la actriz Lucia Evans, quien abrió la veda para que más víctimas se sumaran a hablar y denunciar. Gwyneth Paltrow, Angelina Jolie, Ashley Judd, Rose McGowan, Asia Argento, Mira Sorvino, Rosanna Arquette, Jessica Barth, Katherine Kendall y Cara Delevingne son sólo algunas de las actrices que también se animaron a denunciar públicamente al poderoso productor.

Inmediatamente los ejecutivos de la empresa The Weinstein Company (de la cual es fundador y director) decidieron dar por finalizado su contrato y apartarlo.

En esa misma semana, se hace pública la denuncia del actor Anthony Rapp, contra Kevin Spacey, protagonista de la aclamada serie de Netflix “House of Cards”, quien en una entrevista brindada al sitio BuzzFeed News, contó que el actor intentó abusar sexualmente de él en 1986, cuando éste tenía apenas 14 años. En un intento de pedir disculpas y sin negar lo sucedido, anunciaba vía Twitter su “salida del closet” diciendo He amado y he tenido encuentros románticos con hombres a lo largo de mi vida, pero ahora he elegido vivir como un hombre gay”. Intentando desviar el foco de la atención, que es el acoso sexual. Las denuncias no cesaron, y se dieron a conocer ocho testimonios más de los miembros del equipo de la serie House of Cards.

Como consecuencia, tras cinco temporadas exitosas, Netflix suspende la producción de la serie y despide a Spacey. La serie culminará con una sexta temporada pero esta vez protagonizada por Robin Wright, quien personifica a Clare Underwood.

Al mismo tiempo, es despedido de la próxima película del director Ridley Scott “All the Money in the Word”, quien decidió filmar de nuevo, con el actor Christopher Plummer, todas las escenas que ya tenía filmadas con Spacey.

Pero esto no termina aquí, salieron a luz cada vez más denuncias de mujeres que ya no callan mas, la tela de silencio que cubría el mundo de la industria del cine, se está cayendo.

Casi cuarenta mujeres han acusado al director de cine y escritor estadounidense James Toback de acoso sexual en encuentros que se remontan desde la década de 1980. El director de El dragón rojo y El Renacido, Brett Ratner, también fue acusado de violación y acoso sexual por parte de seis mujeres, incluidas las actrices Olivia Munn y Natasha Henstridge, quienes detallaron su testimonio en Los Angeles Times.

Las acusaciones contra el famoso actor Dustin Hoffman (Kramer vs Kramer) se van multiplicando, testimonios de varias mujeres por acoso sexual, incluso la de una adolescente de 16 años, se van haciendo cada vez más latentes.

Además de estas acusaciones por acoso, cada uno de estos hombres tienen algo en común, en sus dichos, no niegan lo acontecido, al contrario se justifican diciendo que era el ambiente reinante de la época, moneda corriente. Por otra parte, dicen estar enfermos, que necesitan ayuda psiquiátrica, se internan para poder controlar sus impulsos sexuales. Es que este mundo esta lleno de silencios y complicidades. Pongamos foco en el problema central: el abuso sexual desde posiciones de poder, que no es un fenómeno patológico que se puede tratar y curar como si fuera una enfermedad, es un fenómeno social, sufrido mayoritariamente por mujeres, no son casos aislados u ocasionados por individuos es toda una sociedad patriarcal cómplice.

Estas denuncias han explotado y se han replicado rápidamente, porque durante mucho tiempo hubo silencios, encubriendo a todos estos y cuantos mas acosadores, porque siempre se puso en duda la palabra de las víctimas, aquellas que no tenían poder.

Hoy, la denuncia es a través de las redes sociales, la visibilización del acoso y los abusos de poder lo manifestamos a través de las redes, a través de otras mujeres.

El domingo 7 de Enero fue la entrega de los Golden Globes, estuvo teñido de un fuerte contenido político impulsado por mujeres. La ceremonia estuvo marcada por contundentes discursos contra la violencia, el acoso y el abuso de poder, iniciándose un movimiento denominado Time’s up que propone defender y acompañar a víctimas por abuso sexual, con la creación de un fondo de defensa legal, el cual lleva recaudados más de 13 millones de dólares.

Hollywood, se hace eco de la voz de las mujeres y dice no ser ser mas cómplice, pero en la realidad sabemos que es una de las industrias más sexistas y misóginas, que solo esta poniendo un parche para cauterizar una herida que podría desangrar millones de dolares.

La diferencia la hacen las mujeres, quienes se movilizan y luchan, ya sea desde las actrices que difunden los movimiento Time’s up y Me Too (Yo también fui acosada) y las miles de mujeres de todo el mundo que salimos a las calles a exigir el cese de la violencia que se ejerce sobre nuestros cuerpos.

Lo que acontece hoy en el mundo Hoollywood no es más que el desencadenante de las cientos de movilizaciones de mujeres en el mundo entero tras el #NiUnaMenos y la Women’s March que les brindan el apoyo social a las actrices y pone en jaque al abuso perpetrado por actores y productores. Aunque nos queda un largo camino hacia la equidad y un mundo sin violencias, esta es, sin dudas, una gran victoria del movimiento de mujeres.