¿Vuelven las AFJP?: jubilación a los 70 y ajuste en los haberes

La reforma del sistema previsional pretende cambiar la doble actualización anual de los haberes jubilatorios e incrementar la edad de forma “opcional”.

El viernes a la noche ingresó al Senado de la Nación el proyecto del Gobierno para instaurar cambios en el sistema previsional de los jubilados. El envión nace tras el acuerdo con los gobernadores por el Pacto Fiscal, a quienes habrían “tranquilizado” con la intimación de incrementar el salario de los jubilados “por encima de la inflación”.

Sin embargo, la propuesta oficialista tiene un doble objetivo: disminuir el cobro de los haberes jubilatorios modificando la fórmula de actualización y subir la edad jubilatoria a los 70 años de forma “opcional”.

También te puede interesar: Pacto Fiscal: quién gana y quién pierde tras el acuerdo de gobernadores con Nación

Salario

Desde 2009 los haberes jubilatorios perciben dos aumentos por año, en marzo y septiembre. La fórmula está adecuada al crecimiento de la economía y de los salarios, en base a lo recaudado por el sistema de seguridad social. Así, la actualización de salarios está atada a los vaivenes de la economía, creciendo cuando ésta crezca.

“Ese esquema permitió entre marzo de 2009, cuando se puso en práctica, y septiembre de 2017 que las jubilaciones registraran aumentos acumulados de 950 por ciento. En el mismo período, la inflación fue menor, del 692 por ciento, según las mediciones de consultoras privadas, el gobierno porteño y desde 2016, el Indec. Durante esos años, el haber mínimo pasó de 690 a 7246 pesos. Si en lugar de aplicarse esa fórmula las jubilaciones hubieran estado atadas a la inflación, la mínima habría quedado en 5470 pesos, un 24,5 por ciento menos” resume una nota en Página 12.

Lo que propone Cambiemos es que dichos aumentos sean trimestrales y estén adecuados al Índice de Precios del Consumidor que arroja el propio Indec seis meses antes. Es decir, un haber jubilatorio en marzo de 2018 se ajustaría a la evolución de la inflación durante el último trimestre de 2017 (julio/septiembre).

El Gobierno propuso, además, un “aumento adicional” a mitad de año, por única vez, que representa el 5% del crecimiento del PBI en el año anterior. Es decir, si tomamos como ejemplo las proyecciones oficiales de crecimiento del 2%, el “adicional” sería de tan sólo 0,1 por ciento. Un aumento irrisorio.

Te puede interesar: se estancó la reforma laboral: Pichetto pide aval de los jerarcas de la CGT

Como frutilla de la medida, Cambiemos da pie a que los empleadores inviten a sus empleados a iniciar trámites de jubilación a los 70 años y no a los 65. Esto deja abierto a que, si los trabajadores quieren, sigan trabajando hasta los 70 años. La tipificación es “opcional”, pero abre el abanico a discusiones venideras respecto a la concreción de la suba en la edad jubilatoria, un reclamo del Fondo Monetario Internacional en todo el mundo.