Humor // Entrevista Inedita A Lacan: El Amor Y La Mierda

POST-RESURRECTION

Después de nuestra entrevista con Freud, nos pareció que lo más adecuado para continuar nuestro debate era recurrir al Doctor Lacan, no para que nos hablara de la indiferencia, sino para que nos hable del amor. La indiferencia y el amor, son dos pasiones que nos atraviesan a todos como seres humanos, y entenderlas, en nuestros tiempos, podria darnos la brújula para muchos debates que muchas veces nos superan.

No fue nada fácil invocarlo al Dr. Lacan, dado que sus seminarios son sumamente oscuros, costo darnos maña con sus hechizos. Pero, después invocarlo al “otro del Otro” y hacer un pacto con el diablo, pudimos reunir los restos putrefactos del cadáver de Lacan, y traerlo a la vida para que nos dé una entrevista en carne y hueso.

Lamentablemente, en cuanto se percató que había vuelta a la vida, un halo de tristeza, bronca y desdén tiñeron su rostro, destrozo el lugar, y se escapó, sin tener la posibilidad de perseguirlo.

Por suerte, volvió a las dos semanas, dispuesto a darnos la entrevista, con la condición de que fuera asesinado al finalizar la misma. Además nos hizo prometer que nunca más usaríamos sus seminarios de esa manera, ya que le estábamos dando muy mala fama al psicoanálisis, y quedábamos como unos lacanianos muy pomposos e imbeciles al hacerlo y venerarlo como un brujo. Aqui les dejo, un pequeño fragmento de la misma:

-¡Doctor Lacan! No sabe que tan encantados estamos de tenerlo aquí

Si… preferiría estar muerto… pero bueno, al mal paso….

-Bueno che, pero no se enoje, esto lo hacemos por la causa psicoanali…

Si quiere hacer algo por la causa, pónganse a leer en serio, y no a repetir estupideces

-¡Pero esta todo aquí! Usted es el más grande místico que hay

¿Místico? 40 años le dedique a dar clases, atender gente y repensar el psicoanálisis, para que un zapato como vos venga a decir que es misticismo.

-Pero…

Vamos a dejarlo clarito. De ninguna forma yo trate de ser un mistico ni mucho menos. Si me gane esa fama, es porque boludos como vos no se han tomado en serio la tarea de estudiar la teoría que me llevo 20 años edificar…

-Sí, pe….

No me interrumpas. Yo empecé dando clases, no porque quería, sino porque nadie más quería hacerlo. Y cuando empecé a hacerlo, un cierto grupito de analistas que se le había subido el humo hasta el techo por que se habían analizado con Freud, les cabrio que le cante la posta a la gente, cuando ellos simplemente se limitaban a acumular pacientes y cobrarles barbaridades por sesiones de una hora donde hubiera sido mejor gastarse toda esa guita en un putero. Digo… así al menos se contraían menos enfermedades.

-¿Y por qué la fama de místico?

Y… no solo por estos fachos, que ahora me entere que me reivindicaron de alguna manera, sino porque a la gente que le hablaba, que en un principio eran psicoanalistas, empezó a mutar. Caía gente de todos los palos: matemáticos, filósofos, lingüistas, antropólogos… Y yo empecé a tratar de hablarles a todos, pero sin perder la especificidad de mi materia, que era el psicoanálisis.

-…

Entonces… que se yo, llegaba una clase, en la que tenía que sintetizar muchas cosas, en frases que muchas veces me servían como postulados de rigor matemático… y bue, les costaba entender, era algo nuevo. Habia algunos que se quedaron escuchándome, el suficiente tiempo para entenderme, otros para bardearme, y así… Luche durante dos décadas por una ciencia seria, para que vos me vengas a decir que hiciste un ritual satánico con el seminario 16 ¿Te parece poco que te mande a la mierda?

-Bueee, pero no se enoje, seguía enojado en su época, y ahora también…

¿Pero y como no me voy a enojar? Si a vos te parece bien vivir en una época donde tenes que tragarte toda la mierda y poner cara de boludo todo el día, a mí me deja sin cuidado. Si después de esto… me clavo un corchazo. Yo no necesito vivir todo esto de vuelta.

-Pasemos al amor, ese sentimiento tan lindo que a todos tanto nos gusta…

¿Lindo? El amor es una mierda.

-Pero no dijo usted algo tan bello como “Amar es dar lo que no se tiene…”

“… a quien no lo va a recibir”. Si… y ahora vos ves que cualquiera publica eso en su cuentita, y pierde todo el sentido y el rigor que trate de darle a la frase. Si te digo que el amor es una mierda, es para decir que no todo es color de rosa, y que eso que hay que poner y siempre falta, es huevos papa. Te lo digo así para que se entienda, no sé si en esa época se habrá entendido, pero vos que parece que tenes ganas de escuchar, te la hago corta.

-¿Podría profundizar un poco más en la mierda?

Claro, desde luego. Vamos a dar un ejemplo. Los agentes de la mierda, que suelen ser “una-gente-de-mierda”, son los capitalistas, ya que ellos producen todo ese flujo de porquerías que la gente consume, para no darse cuenta de la mierda que son sus vidas. Por eso la clase media anda todo el día enojada, pero no sabe por qué… ¡Y claro! Que van a ir 2, 5 o 10 años al analista, si tienen un montón de boludeces para saciar su vacío existencial. Se les ha terminado por enseñar, que la inmediatez de la satisfacción, vale más que la satisfacción en sí, entonces…

-… todo es la misma mierda…

Claro… muy bien. Ahora, cuando digo que el amor es una mierda, es para hacer la distinción, la diferencia, de que NO TODO es la misma mierda. En el amor se trata de afrontar la mierda que uno es y moldearla, siempre con la ayuda o el apoyo de otro. De esa forma, la mierda se hace arcilla, y ese es el oficio artes-anal del anal-ista: trabajar con la mierda.

-¿A eso se refiere el psicoanálisis cuando dice que no hay cura?

Así es. No hay cura para la mierda, solo hay sacrificio y sufrimiento, pero sostenidos en el tiempo, pueden lograr maravillas. De repente te digo que la mierda puede moldearse, entonces no estamos taaan hasta las bolas. Pero bueno, también está la otra parte de que hay gente que prefiere vivir como hija de puta, de que está decidida a ser lo más mierda posible… y eso es un garrón, que se puede hacer, hay que ver que tan decididos estan, no se le puede poner perfume a la bosta toda la vida, y no enfrentarse a las consecuencias después.

-Eso hablaba usted de la época en la que vivimos

Se viven momentos en que nos quieren hacer creer que todo es la misma mierda, y lamentablemente, para los seres humanos que nacen siendo una mierda, es muy cómodo.

-¿No le parece una sentencia un poco fuerte?

Y sí, pero cuando Freud dice que el cuerpo del ser humano, cuando nace, si no tiene quien lo cuide, nos sirve para nada ¿Qué te pensas que trataba de decir? Tiene que haber un agente, un artesano, alguien que este decidido a que eso no sea solamente un pedazo de mierda, y darle amor, animarse a moldear a esa persona.

Esto tampoco es garantía de nada, pero hago la diferencia. El amor es sacrificio y es estar dispuesto a sufrir por lo que uno va a vivir. Los que no hacen una mierda, que son los capitalistas, paradójicamente, son los grandes productores de mierda, que viven a costa del sufrimiento de la gente, engañándolos, para que la gente no se pregunte si hay algo que pueden hacer ellos por su existencia. La zona de confort es una mierda.

-Sus palabras Doctor, aunque oscuras, son siempre esclarecedoras

Si si, seguí haciéndote el chistosito no mas…

 

Por Sebastian Mas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *