Edmundo Falú: “hay una casta política en Salta que maneja el poder”

El candidato a Diputado Nacional participó de un debate acerca de los bosques nativos y Pueblos Indígenas en Salta y Tartagal, organizado por la UNSa. Además, habló sobre la Salud Pública y el plan de Cobertura Universal de la Salud.

Luego del debate que se realizó en la Universidad Nacional de Salta entre candidatos a Diputados Nacionales por Salta sobre comunidades originarias y campesinas y la propiedad de sus tierras, el referente del Frente Popular para la Liberación, Edmundo Falú, alertó sobre lo complejo de la situación, remarcó que en Salta “no hay identidad partidaria” y pidió que “la gente se despabile y empiece a practicar la democracia en serio”.

Se mostró sorprendido por la participación de Carlos Zapata, “porque es el candidato del partido de Olmedo, pero habló muy bien sobre el respeto a la ley y el reconocimiento de la potestad de los pueblos originarios sobre sus territorios”. “Me pareció una buena noticia”, dijo.

Según analizó Falú, “la concepción de país progresó desde que la Constitución fue reformada y se le dio reconocimiento expreso a quienes eran pueblos preexistentes”. Sin embargo, lamentó que “hasta ahora no fue aplicado” y remarcó: “Hay una tensión lógica, cuando es territorio fiscal prácticamente no hay problema, el problema es cuando hay catastros que se entregaron antes, sobre todo cuando se acrecentó el valor de la tierra y eso generó puestas en tensión porque se empezó a deforestar y a expulsar a los pueblos”.

Esto nos trae en el sur el problema con los terratenientes; en Neuquén y en la Cordillera con la minería, el petróleo, el gas; y acá en el norte con el desmonte y el avance de la frontera agropecuaria. Es muy difícil”, continuó el candidato para quien la ley 26160, que frena el desalojo a las comunidades, “viene porque el Estado no cumplió con lo que dice la Constitución Nacional” y resaltó que “este es un debate que se tiene que dar con total responsabilidad y no para utilización política”.

Frente a este contexto, expresó: “Le pedimos a la gente que empiece a reflexionar porque el modelo que hay es de concentración de las riquezas y de extranjerización de los recursos. A algunos no les importa que sean extranjeros, como a Pablo López, pero a mí sí me preocupa cuando, por ejemplo, en el sur prima la utilización de recursos. A este gobierno le interesa la rentabilidad y el negocio, y muy poco están abocados a normalizar esta situación que ya es compleja”.

Además, consideró que “hay una casta política en Salta que maneja el poder” que “no hay identidad partidaria”, por lo que reiteró: “Salta está en una situación lamentable, hay una falta reconvicciones ideológicas, no se busca retener el poder por una cuestión ideológica, sino que se busca el poder por el poder. Para romper este poder político hay que votar distinto y le estamos diciendo a la gente que se despabile y empiece a practicar la democracia en serio”.

CUS, la sigla mentirosa

Para Falú la Salud Pública debe ser “integral, universal, igualitario y accesible para todos”. “Actualmente tenemos un gasto en salud paralelo al de otros países que han avanzado en un sistema igualitario, pero acá está descompuesto en partes”, sostuvo Falú al referirse al “poco aporte” que recibe y que se divide entre el Estado nacional, las obras sociales sindicales y el PAMI, las prepagas y “algo por el cuentapropismo”.

En este orden, precisó que “el 10% del presupuesto va a salud en forma dispar”, y subrayó: “Queremos acrecentar en dos puntos el aporte de Estado nacional a través de las provincias y generar una ley de financiamiento apuntando a generar un sistema donde prevalezca el hospital público”.

Además, opinó sobre la “Cobertura Universal de Salud” anunciada desde Nación y alertó: “Es una trampa, la Argentina tiene derecho a la salud universal desde 1.946. Están cambiando el derecho a la salud por un seguro de salud y, cómo no tiene financiamiento garantizado, es una canasta acotada de prestaciones médicas”.

“Son prestaciones mínimas, a veces tercerizadas, que no le va a solucionar el problema a gran parte de los argentinos”, aseveró al tiempo que puntualizó que “en Salta, casi la mitad de la población no tiene una cobertura social”, y concluyó: “Hay que oponerse porque, además, lo hacen electoralmente. Es una puesta para generar expectativas, pero no creo que tenga ningún beneficio real para la población”.

Fuente: Sapo de otro pozo/ FM Noticias 88.1 Mhz.