Crean en Salta un Comité de Supervisión del Uso Medicinal del Cannabis

Estará integrado por representantes del Colegio Médico, del Instituto Provincial de la Salud, la Sociedad de Neurología, la Asociación de Oncología Médica y el Ministerio de Salud Pública.

Representantes de cinco instituciones conformarán en Salta un comité de supervisión e investigación del uso medicinal del cannabis, y entre sus funciones deberá elaborar un protocolo de tratamiento, una lista de patologías tratables con esta sustancia y un registro de pacientes.

Fuentes gubernamentales informaron ayer que, a través de la resolución 1045, el Ministerio de Salud Pública de Salta creó el Comité de Supervisión e Investigación del Uso Medicinal del Cannabis.

Este comité estará integrado por representantes del Colegio Médico, del Instituto Provincial de la Salud, la Sociedad de Neurología, la Asociación de Oncología Médica y el Ministerio de Salud Pública.

Los avances respecto a la planta marihuana y su uso medicinal comienzan a ser palpables, de a poco, muy lentamente. Luego de la aprobación de la Ley de Cannabis Medicinal y su correspondiente designación al Instituto de Tecnologías Agropecuarias y Conicet para llevar adelante investigaciones, se creó un Comité en la provincia que, al parecer, será la pionera para trabajar en el tema en cuestión.

Si bien existe una Ley sobre el uso medicinal del cannabis aprobada meses atrás, aún no se habría ejecutado. Podría decirse, de forma trágica y cómica, que el avance aún está verde. Cientos de personas a lo largo y ancho del país esperan recibir el aceite para tratar las patologías de familiares y/o conocidos que han decidido buscar soluciones fuera de la medicina tradicional que tanto daño hace al organismo. Saben que el dolor no espera.

Las organizaciones Mamá Cultiva y CAMEDA, entre otras, se hicieron presentes en un congreso realizado en la Universidad Nacional de La Plata para exigir al Gobierno que ejecute la ley. “El acceso al cultivo al aceite medicinal es un tema que hay que reglamentar claramente, porque si no, en algunos aspectos, las facultades que realizaron la investigación y saben del tema, van a tener las manos atadas” remarcó el Rector de la UNLP Raúl Perdomo al diario LetraP.

Ahora, crearon un órgano de supervisión del uso. Mientras tanto, la penalización no cesa y el Estado no se adecua a las necesidades de la sociedad. Paradojas de una ley que brota en el conservadorismo reticente.