Argentina jugó como el orto y ganó

En un partido embolante pero emocionante por la sensación de vivir un clásico en la previa a un feriado por la memoria, extrañó que la selección no haya goleado 6 a 0, aunque si ganó por un penal inventado.
Es dudoso, antes de los mundiales en los ciclos anteriores Argentina jugaba bien, llegaba a los mismos, y perdía en las finales. Ahora que juega “pal pingo, ¿saldrá “campión” en Rusia 2018?.
El técnico Bauza así lo afirma y recalca en cada entrevista, un espíritu optimista muy valorable en los días que corren, tanto como seguir creyendo en el Cambio y pobreza 0. Recordemos que dijo lo mismo con San Lorenzo y jugó como el ojete, pero ganó la copa.

Quizá sea un reflejo psicológico del colectivo que representa a Argentina en tanto nación, que toda la responsabilidad se delega a un solo exponente, en este caso Messi – el cual si bien hace magia, no puede contra “el arsenal de egos” que lo rodean. Es que así es el argentino, ególatra al punto tal de pensar hasta los espacios de militancia como una competencia para sobresalir- que convirtió un penal de origen tormentoso.
Chile, sin embargo mostró facetas muy interesantes en materia de juego colectivo, aunque por ser unos “traidores hijo de putas conchaesumeres wn”, no se recalca tal aspecto.

Ahora se viene el partido contra “los bolitas de mierda coqueros narcotraficantes que invaden nuestro país”, ¿Si perdemos seremos la peor escoria del fulbo mundial? ¿Nuevamente será 6 a 1? ¿Los jugadores del límite brasileño-boliviano juegan piola? ¿Es Messi mejor que Pelé? Preguntas que solo un periodista deportivo al pedo se haría, y de las cuales hablaría 2 horas seguidas…

L-Ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *