Algo habrán hecho… para lo que estamos llegando a ser

LIBERTAD DEEXPRESIÓN

Por Sebastián Mas

Una de las zonceras actuales de nuestra sociedad es la de pensar que las marchas, las huelgas, las manifestaciones, están conformadas por gente que no labura, negros de mierda, gente que no le hace bien al país… seguramente, siguiendo los dichos de Legrand: “Como te ven, te tratan, y si te ven mal…

Es muy raro cómo conciben la libertad de expresiónporque, por un lado pueden decir los que se les cante el ojete sobre las marchas que tanto detestan, pero por el otro los manifestantes no pueden denunciar que sus derechos no están siendo respetados… mmm, ¿Que contradicción no? Vamos más a fondo.

Parece que algunos deberían rever la historia argentina, tal como se puede navegar en 4º grado. ¿Se olvidaron ya de la Revolución de Mayo? Claro, seguramente a la tierna edad de diez años le respondieron a su maestra “esos criollos son unos vagos de mierda, deberían dejar a la Corona Española manejar sus colonias tranquilas”. Lo mas probable es que la deben haber careteado, sin darle importancia, y con el tiempo cayeron en el pensamiento popular de que “pasado, pisado”, osease, la historia no importa porque ya pasó.

Sin embargo, fíjense cuán importante fue la abolición de la esclavitud de los negros del África, la inserción política de los mas humildes en el siglo 20, el reconocimiento de los extranjeros como ciudadanos. Es que gracias a tales conquistas, hoy se puede ejercer el derecho a manifestarse, pero a su vez, lamentablemente, el repudio de este ejercicio no ha desaparecido ni un poquito, como fue el caso de Monica Sanchez (ver aparte), quien nos recordo que Salta sigue encriptada en una logica feudalista, atestada de los fanstasmas de la dictadura (ver aparte).

Parece que a los que no les gusta las marchas, se olvidaron que nacieron en un país que de antaño las personas desahuciadas, indigentes y pobres (que podrían ser sus parientes) se manifestaron en las calles pidiendo por sus derechos ¿O se piensan que Macri siempre fue rico? Averigüen en la pobreza que vino Franco Macri, cuando migro a la Argentina.

Esta reflexión es interesante porque parece que a 200 años de lucha por nuestros derechos, los estamos relativizando diciendo que marchar y protestar es “cosa de vagos”… Realmente nos hemos pasado la historia por el orto, entonces, muchachos.

No murieron en vano 1500 trabajadores en la “Patagonia Rebelde” para que vos digas que protestar por un salario digno y 8 horas de trabajo es una “cosa de vagos”. No reventaron a tantos estudiantes en 1918 para que vos digas que luchar por una Reforma Universitaria es cosa de gente que no estudia. No se juntaron mas de un millón de trabajadores en Plaza de Mayo, en el histórico 17 de Octubre, para liberar al único conductor político que hizo frente a lo infame de la década del 30-43. Ese mismo conductor, pese a quien le pese, con el apoyo del pueblo en las calles, logró las mejoras laborales que hoy por hoy gozan millones de argentinos y argentinas.

Pero vos tenés el tupe de decir que “lo que tenes lo conseguiste solito” y que “a cada uno le toca lo que le toca”. Una suerte de meritocracia. Escúchame una cosa: cuando bastardeas y te cagas en las marchitas que se dan ahora a la vuelta de tu casa, no te estas cagando solamente en una bola de negros de mierda, gente que no quiere laburar, estudiantes pajeros (y no se que otro arquetipo gorila te hayan enseñado a cantar); en realidad, te estás cagando en TODA LA HISTORIA ARGENTINA, desde San Martín a Artigas, desde Güemes a Yrigoyen, desde Unitarios a Federales, desde Patria a Vende-patrias, etc.

Y no te das cuenta que esa no es una idea tuya, porque cuando navegues un poco en la historia, sabras que vos fuiste, sos y serás conocido como ese bendito argentino de clase media al que Jauretche denominó de “medio pelo”. Te vas a dar cuenta que tus dichos cinicos y creencias patriotas (algo segregantes) son el invento de las voces y discursos dominantes que te dicen que te quedes piola con la miseria que te dan, y vos encantado de recibir tan poco por todo el esfuerzo que conlleva vender tu cuerpo como fuerza de trabajo, acallas. Y peor: deslegitimas la lucha de trabajadores de tu misma clase

Doy fe de que leer y saber del pasado permite a uno desburrarse de ciertas creencias, que no sabe muy bien por que las carga, pero que cree que lo representan ¿Seria momento para conocer la Historia Argentina un poco, no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *