Advierten un posible cierre de la carrera Ingeniería en Recursos Naturales en Orán

Un informe de la CONEAU desacredita el funcionamiento de la carrera en el interior de Salta para el 2018. La alarma agitó a la comunidad universitaria y especialmente a estudiantes de la Sede Regional. Las autoridades de la UNSa manifestaron dar pelea para revertir la situación.

por Emiliano Frascaroli

Dios está en todos lados pero atiende en capital”, así comenzó el escrito de un compañero estudiante de la Universidad Nacional de Salta, de la Sede Regional Orán. Resulta que un informe de la CONEAU (Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria) cayó como un baldazo de agua fría en el interior salteño: desacreditó la continuidad de la carrera Ingeniería en Recursos Naturales y Medioambientales para el año 2018.

Escribo desde Orán, aquí bien al norte, al lado del trópico, mangos por todos lados” contextualiza Gastón Genovese, estudiante de la carrera en cuestión. La misma desprende de la Sede Central de la Universidad Nacional de Salta, ubicada en Capital, y desde el año 2015 busca su acreditación. Ahora, dos años después del pedido, el informe de la CONEAU dictaminó cerrar la carrera en la Sede Orán.

La justificación que encuentran desde la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria tiene respaldo en el artículo 76 de la Ley de Educación Superior, el cual establece que “Cuando una carrera que requiera acreditación no la obtuviere, por no reunir los requisitos y estándares mínimos previamente establecidos, la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria podrá recomendar que se suspenda la inscripción de nuevos alumnos en la misma, hasta que se subsanen las deficiencias encontradas, debiéndose resguardar los derechos de los alumnos ya inscriptos que se encontraron cursando dicha carrera”. Tales condiciones comprenden un déficit académico y escasas investigaciones en la región.

Desafíos

Estamos manifestando nuestra convicción como autoridades de la universidad, tanto el rector como yo como decana, de sostener la carrera haciendo todas las gestiones y todos los pasos necesarios para revertir esta evaluación negativa de la CONEAU” manifestó Alicia Kirschbaum, Decana de la Facultad de Ciencias Naturales, en un vídeo difundido vía Facebook, a través del cual aclaró que el pedido de acreditación comenzó en el año 2015 y que recientemente el informe llegó a la UNSa.

Kirschbaum plantea, entonces, algunos puntos a seguir luego de esta “lógica” preocupación: “el rector va a gestionar a nivel nacional los fondos necesarios para la construcción del laboratorio y para el aumento de dedicación de los cargos docentes” vaticina. Además, advierte que desde la Facultad trabajarán en los “déficits académicos marcados por la CONEAU”, los cuales considera “que son ciertos”. Estos puntos negativos del informe de desacreditación pueden ser resumidos de la siguiente manera, según manifiesta la decana: generación de proyectos de investigación y de extensión en la región con docentes de la sede y con problemática propia del lugar.

Los estudiantes deben saber que sus derechos se mantienen inalterados: van a poder cursar toda su carrera de manera normal, todas las materias, van a obtener el título acreditado a nivel nacional” manifestó, trayendo un poco de alivio a quienes están transitando la cursada

El estudiante en el interior

Cuando llegó la noticia de que para el 2018, en Orán, ya no habría inscripciones a Ingeniería en Recursos Naturales y Medioambientales las personas oriundas de allí encendieron las alarmas. Es legítima la preocupación. “Es de las mejores ofertas académicas que ofrece la educación pública aquí” explica el estudiante de la carrera en la Sede Orán. En un escrito que inspira impotencia y decepción, Genovese lamenta que se utilice la LES “como escudo” y el rechazo del pedido de acreditación de la carrera por parte de la CONEAU “como espada”, ya que “están buscando herir de muerte a esta fuente de oportunidades e igualdad”.

El derecho humano a la educación conlleva extender las instituciones y abrir nuevos espacios, con el fin de ampliar derechos. Es una política de Estado. Sin embargo, la brecha económico-social está presente: “aparentemente nuestro error fue nacer sin plata y en el culo del mundo, solo podemos aspirar a una tecnicatura o a un profesorado, las ingenierías son para las capitales. Pero sepan, no vamos a entregar los derechos de nuestros pibes para tener comodidad, acá estamos en pie de lucha, organizados y dispuestos a cambiar esa verdad que dice: “Dios está en todos lados, pero atiende en capital” apuntó Genovese.

“Hasta aquí nada fuera de lo que no hayan vivido miles de carreras a lo largo y ancho del país, la novedad es que se quiere sentar un glorioso antecedente” comenta irónicamente el universitario, quien considera “obvio” el “rotundo no” por parte de la CONEAU. Este es el caso de una de las carreras en una sede del interior de Salta, aunque tal vez no sea la única. El tiempo y las condiciones dirán.

Mientras tanto, el desafío, ahora, será gestionar lo que fuera necesario para sostener la matrícula 2018 y para que la carrera se consolide a lo largo del tiempo. A ello se comprometieron el rector de la UNSa, contador Antonio Fernández, y la decana por la Facultad de Naturales, Alicia Kirschbaum. Quien suscribe, recientemente electo consejero superior por el claustro Estudiantes en Humanidades, adhiere a la posición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *