#8M Paro Internacional de Mujeres: dos marchas, un reclamo

Nuevamente las mujeres llevan adelante un paro Internacional, en el que más de 45 países confluyeron. Las calles se tiñen de reclamos varios, vertebrados por el reclamo a la violencia de género: desigualdades laborales, femicidios, discriminación a los colectivos LGTBIQ, entre tantas otras situaciones donde se expresa.

Hasta hace unos días, después de un mes de encuentros y debates, las organizaciones habían pactado realizar una sola marcha para gritar en contra de las políticas de Macri, Urtubey y Sáenz. Sin embargo, desde el fin de semana, comenzó a rumorearse que la marcha se fragmentaba, la confirmación llegó cuando un grupo de organizaciones convocó a una conferencia de prensa para el día de hoy para anunciar que marcharan el día #8M por la mañana, en contraposición de la marcha oficial que se llevará a cabo a las 17hs, con el justificativo que ATE elegía marchar en ese horario. Una dilatación, tal vez, asintomática: la coyuntura demanda a los sujetos políticos a aunar fuerzas fijando un horizonte en común por el cual construir colectivamente consignas programáticas que enarbolen la misma bandera.

Aunque el fraccionamiento de las marchas son constantes en nuestra provincia, llama la atención que en este caso, se mantengan las mismas consignas en ambas movilizaciones. Pues entonces debemos preguntarnos ¿Cuáles son los intereses que llevan a una parte de la asamblea a dividir esta movilización que marcará un antes y un después en la historia del movimiento de mujeres? No es ningún secreto que las centrales sindicales intentan fraccionarnos, pero que a esto se sumen algunas fuerzas políticas, preocupa bastante.

Además el planteo de “acompañar a las mujeres trabajadoras” resulta sumamente peligroso, no solo porque divide una de las mayores movilizaciones políticas de la historia, sino que entrampa una de las grandes discusiones que venimos dando dentro del movimiento de mujeres, invisibiliza a las trabajadoras precarizadas, a las que trabajan por fuera del estado y principalmente a las amas de casa, quienes se encargan de las tareas domésticas- las cuales, bien se sabe, se extienden y atraviesan múltiples matices-, a aquellas mujeres que mueven el mundo desde la clandestinidad, condición última a la que esta sociedad las recluye.

Hoy, se dio a conocer la aparición del cuerpo de Daniela Guantay, de 22 años y madre de 3 niños, quien llevaba desaparecida varios días, y la respuesta que dan las organizaciones políticas, que salen a gritar #NiUnaMenos, es la división; hoy el movimiento le dice a las víctimas de femicidios (más de 54 desde el 2014) que valen más las mezquindades políticas que sus vidas. Está tácito.

También es que sabemos que el movimiento de mujeres trasciende a las fuerzas políticas y es por eso que el #8M las mujeres vamos a hacer temblar la tierra, porque #VivasYLibresNosQueremos nos reunimos a las 17hs en la plaza 9 de Julio, porque como dijo una gran comandanta por nuestra liberación “¿Es de mujeres sólo tener hijos, perderlos y cruzarse de brazos mientras tantos se unen para liberarnos? ¿Qué justicia proclamais si continuais esclavizando y excluyendo a la mujer de todo ideal?” Juana Azurduy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *