21 nuevos despidos en Radio Nacional

Por supuesto, como no podía ser de otra forma el ya trillado concepto de “ajuste” se impone sobre otro derecho humano fundamental en la vida social, tan solo que esta ocasión se tiñe además de persecución tanto política como ideológica.
Hernán Lombardi, al mando del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, dejó sin trabajo a 21 personas de planta permanente en Radio Nacional, entre ellxs se encuentran:

Pablo Ferrero (La Pampa), Elena Corvalán (Salta), Jorge Ramírez (Rosario), Ernesto Espeche (Mendoza), María Eugenia Cisneros (Córdoba), Ariel Loreto (Ushuaia), Omar Turconi (Bahia Blanca), Ramiro Rearte (Tucumán), Federico Sánchez (Zapala), Lorenzo Hernández (Río Turbio), Itumelia Torres (Iguazú), Carlos Méndez Bogado (Las Lomitas), Verónica Sesin (Santiago del Estero), Sebastián Abraham (SS de Jujuy), Martin Illanez (La Rioja), Wences Rubio (San Luis), Carlos Echeverría (Bariloche), Matías Ciampini (Neuquén), Pablo Zamorano (Ing. Jacobacci), Ghittoni Horacio (Paso de los Libres), Rus Claudia (Mendoza).

La periodista salteña Elena Corvalán, reconocida por su gran trayectoria en la radio y su compromiso social –también cesanteada- manifestó que la medida tiene como objetivo eliminar las voces que no se adecúen al discurso oficial y el de los medios hegemónicos, o bien disciplinarlas.

No es de extrañar que un gobierno autoritario que reprime a sus docentes mientras habla de diálogo, busque en primera instancia silenciar aquellas voces de quienes lo denuncian en nombre de “la pluralidad de voces”.
Medidas como estas son sistemáticas en tanto buscan desmantelar las radios públicas en todos el país, tanto en infraestructura, trabajo y diversidad de contenidos locales -porque mientras se habla de federalismo, las radios del interior se ven obligadas a retransmitir contenidos de Buenos Aires, achicando el volumen de producción cultural propia-. Nuevamente la libertad de expresión al mando de los intereses económicos de algunos pocos grupos respaldados por la Alianza Cambiemos.